¡Hola!

Hola, soy Raffaele Terracciano, pero me puedes llamar Rafter. Rafter’s Languages es el lugar donde hablo de los idiomas que he aprendido, de los que voy a aprender, y del método que utilizo para hacerlo.

Los idiomas para mí son una manera de viajar y descubrir el mundo.

Con los idiomas puedo aprender sobre otras culturas desde un punto de vista privilegiado.

Mis pasiones iniciaron ya de niño: el primer libro que leí fue “La vuelta al mundo en 80 días” de Jules Verne. Y uno de los mejores regalos que he recibido de mis padres fue un traductor electrónico en 5 idiomas.

Around the world in 80 days Fanfare Translator

Tan pronto como pude, empecé a viajar, siguiendo a mi padre en sus viajes por Europa. Descubrí la belleza de conocer lugares y culturas diferentes, y la importancia de hablar los idiomas.

Siempre he vivido no muy lejos del aeropuerto, y a veces en lugar de ir a la escuela me iba allí para comprar revistas extranjeras, y practicar mi inglés.

Me pasaba horas soñando despierto, mirando a los aviones que aterrizaban y despegaban.  

Después de la secundaria decidí estudiar un idioma extranjero cada año, y cuando me gradué, ya hablaba español, portugués, francés y un poco de alemán. Pero, sobre todo, había desarrollado mi propio método para el aprendizaje de idiomas.

La importancia del método correcto

Muchos no consiguen aprender un idioma, porque no utilizan el método correcto. En mi opinión, tienes que dedicarle incluso unos pocos minutos, pero todos los días, y no romperte la cabeza para aprender de memoria el vocabulario, la gramática o las conjugaciones: aprender un idioma no tiene que ser aburrido. Más bien tienes que aprender haciendo las cosas que más te gusta hacer.

Con el método correcto, todos pueden aprender un idioma con rapidez, y facilidad. ¡Incluso puede ser divertido! Si te gusta viajar, puedes leer artículos sobre los viajes. Haciendo así, aprender será divertido.  Por supuesto, la motivación y el tiempo que pasas aprendiendo el idioma también son muy importantes.

Por ejemplo, después de la universidad, empecé mi carrera profesional, y ya no tenía más el tiempo libre que tenía antes.

Pero entonces me di cuenta que lo de tener poco tiempo tan sólo era una excusa, y empecé otra vez, mejorando los idiomas que había aprendido y aprendiendo nuevos, como el catalán, el holandés, el griego y el japonés.

¿Cuantos idiomas hablas?

Cuando me preguntan si hablo un idioma, me gusta dar sólo tres posibles respuestas:

  • “Sí, lo hablo”
  • “Sólo un poco…”
  • “Aún no”

 No no es una respuesta válida.

Y hago lo mismo con los viajes:

No he estado en todas partes, pero está en mi lista (Susan Sontag)

Pero ¿cuando puedes decir que puedes hablar un idioma? ¿Tal vez cuando puedes pedir un café? ¿O tal vez cuando puedes tener una conversación con un hablante nativo? ¿Tal vez cuando entiendes lo que dicen en los programas de televisión?

O tal vez no hay que hacerse demasiadas preguntas, y en su lugar deberías simplemente relajarte y disfrutar del viaje…

Pero, ¿cuántos idiomas hablo? De verdad no me gusta mucho responder a esta pregunta… Así que, para poner las cosas en claro, decidí mostrar mis niveles (evaluados por mí mismo) en todos mis idiomas, en la siguiente infografíco:

My languages

 

¿Quieres saber cómo puedes aprender conmigo? Haz clic aquí.

Te he hablado sobre mí, ¡ahora dime algo de ti en los comentarios abajo!