Mi napolitano

Cómo y cuándo

Hablo napolitano porque soy de Nápoles, nací aquí, crecí aquí y sigo viviendo aquí.

Como todos los napolitanos, he nacido bilingüe, ya que desde pequeños hacemos diferencia entre el napolitano y el italiano: en casa hay familias que sólo hablan napolitano, otras que sólo hablan italiano, y otras que hablan los dos, pero en general aprendemos italiano en la escuela y por la televisión, y el napolitano hablando con los amigos, o en casa.

Por qué

Y aquí está el problema: según la UNESCO, el napolitano es reconocido como un idioma, pero es un idioma vulnerable. La UNESCO dice que en el mundo hay cerca de 2.500 idiomas en peligro, y entre todos el napolitano es el que tiene el mayor número de personas que lo hablan. Es una paradoja increíble: el napolitano lo hablan entre 6 y 12 millones de personas. Prácticamente no sólo las personas que viven en Nápoles y en la región de Campania, sino también muchas personas que en el pasado de Nápoles han emigrado al extranjero y aún mantienen el idioma en la familia. Basta pensar cuántos italoamericanos todavía hablan napolitano. Entonces, ¿por qué el napolitano está en peligro, es vulnerable?

Porque el napolitano no se estudia en la escuela, no se aprende, no se lee y no se escribe en los libros o en los periódicos, y no se escucha en la radio o en la televisión. No hay periódicos en napolitano, no hay canales oficiales de televisión en napolitano, y si un autor, aunque napolitano, escribe un libro, a nadie le sale a la cabeza de publicarlo en napolitano. Si preguntamos los mismos napolitanos de escribirlo, la mayoría haremos un error de ortografía en cada palabra.

Un idioma así está muy en peligro, porque sólo sobrevive como una lengua de calle, una lengua vulgar, y con el tiempo muchas palabras napolitanas se reemplazan por palabras italianas. Es una pena porque el napolitano tiene muchas palabras de origen griego, como la ciudad, y también una gran cantidad de palabras y construcciones gramaticales del español o del francés (como se puede ver aquí): el napolitano es el espejo de la historia de la ciudad, y es una pena perderlo.

Incluso los editores italianos de Wikipedia han eliminado la página sobre el idioma napolitano y la han reemplazada por la página del dialecto napolitano, mientras que todas los demás idiomas de Italia siguen teniendo su página como idioma lombardo, piamontés, veneciano y así sucesivamente. Por otra parte, todas las Wikipedia extranjeras, llaman la página de “Idioma napolitano” (en inglés, francés, español, y las demás).

Si no queremos perder el napolitano, hay que empezar a estudiarlo, protegerlo y difundirlo. Yo lo he estudiado a través de algunos libros que quiero recomendar: Vall’ a capì de Maria D’Acunto, Dizionario Napoletano de Carlo Iandolo, y ‘o Princepe Piccerillo (El Principito) traducido por Roberto D’Ajello.

 

¿Qué te parece? Déjamelo saber dejando un comentario abajo.

No te olvides de suscibirte al newsletter para recibir noticias, y de seguir a Rafter’s Languages en Facebook, Youtube, Twitter, Google+, Instagram y Patreon.

About Raffaele Terracciano

Estudiante en serie de idiomas, Blogger, Language Coach y Tour Leader. Viajo alrededor del mundo a través de libros, idiomas, comida y, a veces, viajes reales. Actualmente me encuentro en una misión para recoger las piezas de la torre de Babel.