5 errores a evitar al aprender un idioma

Voy a ser muy claro: si quieres aprender un idioma, tienes que estar dispuesto a cometer ¡muchos errores! Los errores son parte del proceso y son a menudo una oportunidad para mejorar.

Sin embargo, hay algunos tipos de errores cometidos por casi todos los que quieren aprender un idioma, y que es mejor evitar para hacernos la vida más fácil.

Aquí hay 5 errores:

1. Tener la actitud equivocada

El primer error es tener una actitud completamente equivocada, y acercarse al mundo de los idiomas con una lista llena de excusas. Incluso antes de empezar esta aventura o poco después de comenzar, intentas convencerte de que el aprendizaje de idioma es demasiado pesado, que los idiomas son demasiado difíciles, que no tienes el tiempo, que no eres bueno para esto, o que no tienes el don de los idiomas. Y renuncias…

Cambia tu actitud: los idiomas no tienen que ser difíciles, y no necesitas superpoderes para aprender uno. Pon todas estas excusas de lado y empieza a aprender un idioma ahora mismo, con constancia y paciencia, y con el método mejor para ti!

2. No tener un plan

El segundo error es no tener un plan:

“If you fail to plan, you plan to fail”

Si comienzas a aprender un idioma sin saber por qué lo haces, cual es tu objetivo, y cual es tu plan específico, es muy probable que después de poco, pierdes la motivación, te sentirás perdido o decepcionado con los resultados, y renunciarás… Pero, por otro lado, si tienes un plan con objetivos muy claros y expectativas realistas, éstos funcionan como tu brújula, y será más fácil para ti seguir el plan y continuar a estudiar incluso en los momentos más difíciles.

Así, al principio de tu camino, haz un plan, establece tus objetivos y no tengas expectativas demasiado altas.

3. Dar la prioridad a la gramática

El tercer error es dar demasiada importancia a las reglas de la gramática, sobre todo al principio. La gramática es importante, no me malinterpretes, pero se pueden aprender idiomas, incluso sin centrarse en cada regla gramatical. Imagínate si antes de jugar un partido de fútbol o baloncesto con amigos, tendrías que estudiar todo el reglamento… Sería aburrido, ¿no? Empezar con la parte aburrida, y forzarse a aprender las tablas de conjugaciones puede matar todo el entusiasmo de aprender un nuevo idioma y convertirlo en una experiencia negativa … En su lugar, utiliza un método más intuitivo: toma nota de las construcciones, las reglas y notas gramaticales, notalas, pero no aprenderlas de memoria, y vuelve a estas notas más adelante o cuando tengas una duda. Al final, de niño aprendiste a hablar antes de aprender a leer los libros de gramática, ¿no?

4. Utilizar material equivocado

El cuarto error es utilizar el material equivocado. Tal vez se utiliza una aplicación o un curso de idioma sólo porque es gratis o porque es muy popular: el hecho de que funciona para los demás no significa que sea necesariamente el mejor curso para ti… O tal vez has elegido un curso muy caro, y crees que esto significa automáticamente que funcionará de maravilla. O tal vez, piensas que tienes que acudir a clases de idiomas y pagar un montón de dinero… La verdad es que todo el mundo aprende de manera diferente, por lo que tienes que probar diferentes cursos o aplicaciones, gratuitos o de pago, hasta encontrar el método mejor para ti. No cometas el error de pensar que un solo libro o una sola aplicación te llevará a hablar un idioma. Diversifica tu método: al hacerlo, estimulas constantemente tu cerebro. Además, adapta los cursos a ti mismo: por ejemplo, no aprendas listas de palabras que nunca vas a utilizar. En su lugar, personaliza estas listas con palabras o frases que vas a utilizar a menudo, como las que necesitas para hablar de tu trabajo, tus pasiones o tu familia.

5. No hablar el idioma

El quinto error es esperar demasiado tiempo para empezar a hablar el idioma que estás estudiando. Todos tenemos un periodo de “silencio”, en el que sólo aprendemos de forma pasiva hasta que nos sentimos listos para empezar a hablar. Pero no hay que olvidar que el objetivo de aprender un idioma es hablarlo, y hablar es una habilidad. Si no practicas esta habilidad, nunca estarás listo. Muchas veces lo que nos impide comenzar a hablar un idioma es el miedo a cometer errores. Créeme, ¡no hay porqué tener este miedo! Como he dicho antes, los errores son parte del proceso de crecimiento: cometes errores, los corriges y aprendes. No tomes tus errores como algo de que tener vergüenza o una mala nota: ¡no estás en la escuela! En su lugar, acepta que para aprender a hablar un idioma extranjero, tendrás que hacer miles de errores. Al hacerlo, vas a vivir el reto de aprender un idioma con tranquilidad. Al final, ¿cuántas veces caíste cuando aprendiste a andar en bicicleta? Levántate, aprende de tus errores y ¡sigue divirtiéndote!

¿Qué te parece? Déjamelo saber dejando un comentario abajo.

No te olvides de suscibirte al newsletter para recibir noticias, y de seguir a Rafter’s Languages en Facebook, Youtube, Twitter, Google+, Instagram y Patreon.

About Raffaele Terracciano

Estudiante en serie de idiomas, Blogger, Language Coach y Tour Leader. Viajo alrededor del mundo a través de libros, idiomas, comida y, a veces, viajes reales. Actualmente me encuentro en una misión para recoger las piezas de la torre de Babel.